• Juan Pablo Lohlé

Entrevista aJuan Pablo Lohlé: “La posición por Nicaragua es un alineamiento del Gobierno con el ALBA

El ex embajador ante la OEA, España y Brasil criticó la abstención de Argentina en el organismo interamericano. Este condenó a Daniel Ortega por violar los derechos humanos.

16/06/2021 20:32

  • Clarín.com

  • Política

Hombre de larga trayectoria en la política y la diplomacia, Juan Pablo Lohlé, habló con Clarín de la reciente abstención del Gobierno en la OEA. El organismo acaba de votar una resolución que reclama al régimen de Daniel Ortega respeto por las instituciones democráticas y la libertad de sus presos políticos de las últimas semanas. Además de considerarlo un alineamiento del país a la esfera conocida como Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), que integran Cuba, Bolivia, Nicaragua, Venezuela, Lohlé pidió ahondar en el mandato de la relación de la ex presidente Cristina Kirchner con La Habana. Lohlé ha sido embajador ante la OEA, en España y Brasil. ¿Qué piensa de la posición del Gobierno sobre Nicaragua en OEA? Una abstención con menos sensibilidad para el kirchnerismo que Venezuela pero un final con la misma postura.

Yo creo que esto hay que ponerlo en el marco de un alineamiento de la Argentina, sin decirlo en el ALBA. Finalmente con esto de Nicaragua, la Argentina lo que está haciendo es responder los países del ALBA. Lo que yo sí creo que debiera hacer la OEA es convocar a los cancilleres, y poner el caso de Venezuela como un caso testigo más de la región, y aplicarle la carta democrática, porque lo de Venezuela es un exceso por la cantidad de muertes que hay según lo muestra el informe Bachelet. Por todos los efectos que ha tenido el tema venezolano, y ahora más aún sus conexiones con Irán y compañía, yo creo que lo de Nicaragua para los argentinos, lo que hace es que nos saca un velo. El de creer que la Argentina solamente está apoyando a Venezuela. No, la Argentina está apoyando una línea política que no sólo tiene que ver con Venezuela, o con Nicaragua, sino también tiene que ver con la Habana. La política no habla de esto.

¿Por qué?

Bueno, porque hay un componente importante del Gobierno que tiene una ideología de izquierda, pero es una ideología de izquierda con las ventajas del capitalismo. Y por eso hay es tan proclive a aproximarse a China también. Porque China tiene esta doble estrategia, una capitalista y otra comunista. Es una dirección autocrática en la cual el que manda es el que gobierna, y la política es unipartidaria. Esta es la idea. Ortega es la caricatura de eso, porque primero quiso tener una inversión china multimillonaria que al final fracasó. Después se alió básicamente con Cuba y con Venezuela. Y después abolió la política, porque los compañeros de Ortega, algunos de los que metió presos fueron sandinistas…

¿El gobierno quiere mediar en Venezuela y en Nicaragua?

Es tan delicada la situación argentina, que no logra mediar con su propio problema, que es interno. La Argentina tiene que mediar la inflación, tiene que mediar la recesión, el desempleo, y se va a mediar a Nicaragua. El mundo mira a la Argentina desde este lugar. No mira a la Argentina como un gran mediador para pacificar un país que está en un conflicto civil interno. Eso solamente es una fantasía trasnochada.

¿Ve alineamiento a México? Le pregunto porque debería haber algo más que un alineamiento al ALBA.

Yo creo que México ha hecho una política para estar cerca de Estados Unidos, para exportar 150 mil millones de dólares a Estados Unidos y hacer progresismo interno para el resto de América Latina. Esto se ve claro en la política de México con Cuba y con Venezuela. La sensación que uno tiene es que la Argentina está a traspié con México, porque México tiene su propia política internacional centrada con Estados Unidos y con Canadá y fundamentalmente con América Central. La Argentina se colgó de México, y la prueba es que hay un comunicado, que emite la abstención de Argentina y México, y es un comunicado de la cancillería mexicana. Argentina incluso en los detalles diplomáticos, cada día comete errores mayores. Y en esta cantidad de errores uno cree que el mundo no los ve, que los socios no los ven que los países que están cerca no los ven. En esta fantasía de ponerse de mediador lo primero que hay que tener es músculo de negociación, y el músculo de negociación lo da el país de donde uno viene, nunca de un país que está sin rumbo y está a la deriva.

Solá mandó una carta el jueves a Nicaragua pidiendo la liberación de los presos, pero no la hizo pública y finalmente fueron a la abstención...

De Solá no se entienden muchas cosas, y tampoco se entienden del Instituto Patria, ni tampoco se entienden del presidente de la república en el campo internacional.

¿Cree que Alberto Fernandez sólo responde sólo a los pedidos de Cristina Kirchner y del Instituto Patria también en la abstención por lo de Nicaragua? Me consta que ella no quiso reunirse con Ortega cuando fue denunciado por abuso y violación por su hija Zoilamérica.

No, yo creo que hay un juego doble en el cual se alternan. Hay veces que juegan juntos y otras veces juegan separados, y otras veces juegan alternativas.

¿Qué sabe de la relación de la Argentina actual con los cubanos?

Y, es una relación que está… reciente, floreciente y que continúa. Esto es así. La presencia de la vicepresidenta tanto tiempo en Cuba ha generado una relación directa con los dirigentes más importantes de Cuba y eso es por todo el mundo sabido. Hay negocios, favores y alineamientos diplomáticos en común.

Estados Unidos manifestó su decepción por la abstención argentina ¿Cree que estas situaciones también impactan en las negociaciones con el FMI o el Club de París y en el apoyo que se necesita de Biden?

Toda decisión económica depende de una decisión política. Y si la Argentina erra las decisiones políticas le va a ser cada vez más difícil tener decisiones económicas a favor.

El voto en la OEA también marcó una imposibilidad de articular políticas con el Mercosur. Brasil, Paraguay y Uruguay condenaron a Ortega…

Eso está pasando… la crisis del Mercosur tiene que ver con eso y hay que agregar además a Chile, que es un estado asociado. No es miembro pleno, pero siempre participa de las reuniones. O sea que limítrofes todos que están en otro campo político internacional en un conflicto concreto. Creo que eso tiene que ver también con lo que yo decía. Creo que hay, aunque no explícita, una salida del Grupo de Lima y una entrada al grupo del ALBA. Pero en términos vulgares defino que lo que se está haciendo es una diplomacia a la Bartola.

Explíquelo por favor.

Diplomacia a la Bartola, quiere decir que uno un día hace una cosa, otro día hace otra y tira la pelota para donde la pelota va, no para donde uno quiere. Entonces no importa si va bien o va mal. Hay que seguir yendo de la forma que se pueda. Que no hay ninguna orientación ni coherencia ni línea estratégica en ninguno de estos campos. Hay una diplomacia de cuatro caras. Una diplomacia que hace el Presidente. Hay una diplomacia que hace el Canciller, y otra diplomacia que hace el Instituto Patria. Y agregaría una cuarta, que es la diplomacia del presidente de la cámara de diputados, Sergio Massa, que está haciendo una visita paralela a Estados Unidos.

Y esta gira de Massa diciendo cosas que son otras a las que el Gobierno hace ¿cómo juegan?

Lo que pasa es que Massa está haciendo un posicionamiento personal a futuro.

1 visualización

Entradas Recientes

Ver todo